Matrimonio juvenil

Marilina y Emilio Alfaro a mediados de los años ’60.

Anuncios

1 comentario

  1. Con su carita de nena, zapatillas, en pantalones y subida a los hombros de Emilio festejaba, en la Plaza, la llegada del Tío en aquella Primavera,…de esa escena fui testigo, la observé con amor y admiración. Hace pocos años, una noche de verano, voy a la casa de una vecina, en Pilar, y allí estaba, con un grupo de amigas,…no pude evitar mi emoción al verla,…¡¡¡cuánto sentimiento convoca María!!! Esa noche pude apartarla y conversamos un largo rato,…me sentí muy feliz. María es una artista maravillosa, pero además un ser humano admirable. Gracias por lo que nos has brindado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s