Raulito

Marilina Ross salió del velorio de Luis Politti [en España] dispuesta a reponer fuerzas, y encontró una cafetería muy cerca de allí. Cuando quiso abonar su consumición, la persona que la había atendido deslizó con calidez:
– Mientras yo viva, la Raulito tendrá aquí su comida.”

(citado por Fabián Stolovitzky en su libro Luis Politti, cadencias y otros cielos, de Editorial Corregidor)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s