Un inocente juego

Canción de Marilina Ross grabada en su disco Conectándome (1989).

Hubo una vez una niña
en la esquina de mi infancia,
que le gustaba jugar
a que formaba una banda.
“Dale que yo soy el piano…”
“Y yo soy la batería…”
y en libertad la música crecía.

Pero lamentablemente
nos oyeron los que saben,
y quisieron nuestro juego encasillar.
Repartieron instrumentos,
nos pusieron un maestro
y nos enseñaron a jugar…

A jugar a Antón Pirulero
y que cada cual atienda su juego,
y el que no una prenda tendrá.

Y aquel inocente juego
sigue aquí grabado a fuego.
Y aquella banda quedó
partida en bandos opuestos.
Unos vamos a Berlín-Berlín
para cumplir nuestras prendas
y los otros perfeccionan
el “sálvese quien pueda”.

Basta ya de Antón Pirulero
quiero atender tu juego y mi juego
busco un juego común al mundo entero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s