“Vivo sola, sin amor, con mis amigas las plantas…”

Nota a Marilina Ross en medio español no identificado, 1979.

Anuncios

Baile

Marilina Ross no se ha dejado comer la moral por la Raulito, el extraño personaje que encarna por segunda vez en la pantalla. En cuanto oscurece, zas Marilina se lanza a la vorágine del Madrid la nuit para echarse unos bailes. Eso sí, toda ella muy femenina para que no digan. No tenemos nada que objetar al conjunto… salvo el turbante. Alguien debió aconsejarla bastante mal.”
(Revista española no identificada, 1979)

“El asesinato de los protagonistas de Piel naranja (Arnaldo André y Marilina Ross) me provocó taquicardia y lágrimas durante un par de años. Es la imagen que para mí representa el comienzo de la dictadura. En diciembre de 1975, unos 3 meses antes del 24 de marzo, Migré rompe la garantía del final feliz propia del género, traiciona a los espectadores y a su vez les muestra lo que estaba pasando detrás de la pantalla, que entre otras cosas era: violencia solapada, violencia sangrienta y una Iglesia que lo acusaba de promover la infidelidad femenina.”
(Liliana Viola, autora del libro Una deuda con Migré, en declaraciones a Página/12, 2/12/2017)